“III Guerra Mundial no se ganará con armas sino con ciencia”

Imprimir

La imagen puede contener: una o varias personas, cocina e interior

A propósito de los detalles que se conocieron sobre el tratamiento que recibió el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en contra del Covid-19, EL ISLEÑO dialogó con Faisal Fakih, médico e investigador criado en San Andrés, quien hace parte del selecto grupo de estudiosos que buscan probar la efectividad de anticuerpos que desarrolla la compañía_Regeneron Pharmaceuticals.

De acuerdo con el experto, en su laboratorio –creado hace 20 años en el estado de La Florida (USA)– se desarrollan pruebas mononucleares para determinar la eficiencia de tratamientos contra el Covid-19; estudios aprobados por la Food and Drug Administration (FDA) e impulsados por el Instituto Nacional de Salud de dicho país.

Según explicó, “Regeneron posee anticuerpos que fueron utilizados exitosamente en el pasado, para combatir el Ebola y el SARS-CoV; esta última, una epidemia bastante similar al Covid, que pudo ser controlada en el Medio Oriente y no llegó a ser una pandemia. Al haber tanta similitud con el nuevo Coronavirus, la compañía empezó nuevos estudios para probar que estos trabajarían de igual forma”.

Fakih también dijo que la compañía Regeneron contrata laboratorios como el suyo para buscar pacientes y suministrarle el tratamiento y que en todo EE.UU. hay aproximadamente unos cien sitios diferentes donde se están haciendo estos de análisis, cinco de estos centros están localizados en La Florida, como en su caso.

“Es un tratamiento. Aún no existe una vacuna”

El especialista en enfermedades pulmonares, aclaró que aún no se trata de una vacuna, ni que va a suplantar su efecto. “El tratamiento por ahora es un ‘puente’ hasta que salga la vacuna, porque el miedo que tenemos ahora es que nos dé el virus y que podamos morir en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI); pero si lo vamos enfrentando con las armas que tenemos, entonces podemos funcionar mejor hasta que llegue la vacuna”.

Y agregó: “Las investigaciones actuales apuntan a que los anticuerpos mononucleares, son el mejor tratamiento que tenemos para el Covid en este momento, hasta que salga la vacuna”.

Fakih también explicó, de forma sencilla, cómo trabajan los anticuerpos en el cuerpo humano, diciendo que cuando a una persona la ataca el virus su organismo se defiende produciéndolos para defenderse, y eso se toma dos o tres semanas.

Así, el tratamiento ataca al virus cubriendo ‘la corona’ (parte final de las púas que pareciera tener el virus, de acuerdo a las imágenes que se conocen de él), considerada como la punta de entrada a la célula, encajando, como si de una llave en una puerta se tratara.

“Esa es la manera como se propaga: entrando de célula en célula y haciendo millones y millones de copias de ella, para seguir atacando a otras. Entonces, lo que hacen los anticuerpos es cubrir esas coronas, como unos capuchones, de tal forma que el virus ya no entre a la célula y se pare la propagación”, indicó.

¿De qué manera se proporciona el tratamiento?

De acuerdo con el especialista, se trata de una sola inyección, que se administra ya sea de forma intravenosa o subcutánea.

En cuanto al tratamiento para el presidente Trump, Fakih fue enfático en señalar que ni él ni nadie de su organización trató al mandatario, como se especuló en algunos medios. “Nosotros –aclaró– estamos en la investigación que se está haciendo para contrarrestar el Covid. Las directivas de Regeneron fueron las contactadas y decidieron suministrarle el tratamiento”

Al respecto, los análisis preliminares a los que ha tenido acceso el médico sanandresano, muestran que los resultados han sido bastante positivos, teniendo en cuenta que se trataba de un paciente de riesgo algo. Además, señaló que otros estudios relacionados han mostrado que en un 90% de los casos, se redujo el número de virus circulante acortando la duración de la enfermedad.

Como hombre de ciencia ¿Qué siente frente a esta situación?

“Yo le digo a la gente, que indudablemente esto es como una Tercera Guerra Mundial, que no se va a ganar con armas sino con ciencia; y que la única forma que vamos salir de esto, es haciendo estudios clínicos como los que estamos efectuando para probar que una medicina trabaja o no.

Una vez se tenga la vacuna, la gente podrá funcionar mucho mejor. Por eso les pido que participen de estos estudios clínicos, porque los estudios científicos no son perfectos, así que necesitamos comprobar qué funciona”.

Por último ¿Qué mensaje envía a la comunidad isleña?

“El virus tiene tres maneras de entrar al cuerpo: por boca, nariz o los ojos; así que si ustedes siguen usando la máscara, conservando las distancias que deben y evitando aglomeraciones, el chance de contraerlo es bajo. Sigamos teniendo los cuidados que nos recomiendan, incluso cuando salga la vacuna.

Creo que en San Andrés deben mantener el camino de apertura; seguir trabajando aun con el virus y manteniendo los cuidados respectivos. Para el año que viene no creo que haya una vacuna clara, pero sí una medicina que funcione”, concluyó el especialista.

-------------------------------------------

Un hombre de ciencia

La imagen puede contener: 1 persona, sentado, pantalla e interior

Faisal Fakih nació en Barranquilla, pero vivió la mayor parte de su niñez y adolescencia en la isla de San Andrés. En 1966 viajó a España a estudiar Medicina en la Universidad de Zaragoza, recibiéndose como Médico General en 1972. En 1973 se trasladó a los Estados Unidos para continuar con sus estudios de post grado, alcanzando especializaciones en Pulmonología y Medicina Interna, en 1979. Ese mismo año se radicó en el estado de La Florida en donde abrió su práctica médica en la cual trabajó durante más de 40 años.

En el 2005 ingresó al ámbito de la investigación médica, inicialmente para tratar condiciones respiratorias como son el Asma, la Obstrucción Pulmonar Crónica (EPOC) y enfermedades del sueño como el insomnio y la narcolepsia, entre muchas otras. Luego, a través de los años, iría incluyendo nuevas condiciones médicas a sus estudios clínicos. Durante los últimos 15 años, Fakih ha participado en no menos de 200 estudios clínicos, para múltiples condiciones médicas, en diferentes faces y con variadas compañías farmacéuticas, contribuyendo enormemente a la aprobación de medicamentos que hoy ya están el mercado.

En la actualidad, continúa dedicando su tiempo, trabajo y conocimientos a la investigación médica aportando su grano de arena a mejorar la calidad de vida de miles de personas víctimas de decenas de enfermedades en el mundo entero.

Última actualización ( Domingo, 11 de Octubre de 2020 15:46 )