Home Opinión Columnas A proteger con fortaleza la Reserva de Biosfera
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

BANNER.PRO.ARCHIPIELAGO02.jpg

A proteger con fortaleza la Reserva de Biosfera

Correo Imprimir PDF

En el reciente fallo legal, considerado inconcebible, y por demás casi inexplicable, por la forma en que se dio, por parte de la Corte Internacional de Justicia de La Haya a favor de Nicaragua y en contra de Colombia y directamente en perjuicio del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, sus Cayos y su mar territorial, la mayor de las pérdidas fue la ecológica, en cuanto a su biodiversidad y recursos naturales.

En efecto, con esta decisión adversa para nuestro país y especialmente en una porción del área declarada por la UNESCO como Reserva Mundial de Biosfera Seaflower, se perdieron muchos aspectos naturales valiosos para el medio ambiente. Los pescadores artesanales e industriales también serán grandes perjudicados, incluyendo la economía del departamento insular.

Indudablemente el Archipiélago ha sido despojado de un área ambiental de vital importancia. El perjuicio y la afectación serán inconmensurables tanto para la ecología como para la parte económica de la nación y la población de estas islas, tal como se explicará a continuación.

Area geográfica perdida y los nuevos límites

Se estima que son aproximadamente 100.000 kilómetros cuadrados de territorio marino los perdidos por Colombia y específicamente del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, incluyendo sus cayos.


De acuerdo con lo decidido por la Corte Internacional, Nicaragua ganó aguas al norte del Cayo Roncador y la Isla de Providencia, y al sur los cayos de Albuquerque y Este Sudeste.
Esa trascendental determinación también dejó enclavados, en forma extraña en ese nuevo territorio nicaragüense  a los cayos colombianos del Norte Quitasueño y Serrana. A su alrededor, estas formaciones insulares tendrán un área de 12 millas náuticas que pertenecen a Colombia.

Importancia ecológica de la zona en mención


Con la jurisprudencia de la CIJ Colombia ha perdido una inmensa cantidad  de biodiversidad y riqueza hidrobiológica que contribuía grandemente a su sostenibilidad económica. En efecto, además de reducirse en un 54% la jurisdicción del área de la declarada Reserva de Biosfera Seaflower y el Área Marina Protegida (AMP).

Sin duda, esta es una zona geográfica de enorme valor ambiental.

Los siguientes  son algunos de los recursos naturales más abundantes en el área marina y de los cayos que pasarán a formar parte del patrimonio de Nicaragua con el fallo emitido: Además de la inmensa e importante cantidad de aguas marinas productivas y ancestrales,  variedades de peces (273 especies) con algunos de ellos de gran tamaño (entre los que se cuentan pargos, meros, barracudas y atunes), caracol pala, langostas, camarones, formaciones coralinas, especies de tortugas marinas, aproximadamente 200 especies de algas y microalgas, reservas de hidrocarburos (abundante petróleo y gas natural), entre otros.


Nicaragua explotará hidrocarburos


Era un secreto a voces, toda la reclamación de Nicaragua en este litigio limítrofe con Colombia era por el petróleo, que ya se había descubierto allí y ya está siendo ofertado a grandes empresas mediante licitación.

Sorprende el hecho que aún formando parte de la zona geográfica que la UNESCO declaró en el año 2000 como área ecológica de especial protección o Reserva Mundial de Biosfera, y  a juzgar por lo expresado abiertamente por el gobierno nicaragüense, ese país hará próximamente la explotación de hidrocarburos (petróleo y gas natural) a gran escala en la porción de mar que ellos ganaron en el litigio.

La preocupación mayor radica en que esta amplia zona es diversa y abundante en especies ictiológicas y submarinas. Ante esto surge la inquietud generalizada ¿Qué pronunciamiento hará la UNESCO al respecto?

Con esta actuación queda demostrado en este ámbito que Nicaragua, motivada solamente por los aspectos económicos, es una nación sin ningún tipo de compromiso ambiental.


Por esta razón Colombia debe estar muy atenta e implementar la debida conservación con la logística necesaria ante estos complejos procesos tecnológicos exploratorios dado el riesgo y peligro de contaminación que ello representa para los recursos naturales, el entorno marino circundante y limítrofe con toda su inconmensurable biodiversidad

Implicaciones medioambientales que esto tiene


Inexorablemente sufre trasformaciones significativas la conservación del ecosistema del Archipiélago ya que se ha reducido en forma ostensible el área de jurisdicción de la Corporación Regional para el Desarrollo Sostenible (CORALINA) dada la disminución en más de un 50% de la Reserva de Biosfera Seaflower y el área marina protegida (AMP).

Se ha perdido una gran riqueza ecológica para el país y el Archipiélago.


Con lo otorgado al país nicaragüense en la extensa zona en mención por el fallo, la afectación a Colombia en términos de recursos naturales y medio ambiente es grande y perjudicial para sostenibilidad ecológica y económica.


Se debe tener presente que por mucha tecnología y control que halla, siempre habrá contaminación cuando Nicaragua comience a hacer próximamente las explotaciones petroleras.

Preocupaciones e inquietudes tras el fallo proferido.


A raíz de la determinación internacional adversa y sus connotaciones surgen unas inquietudes e interrogantes en personas de la comunidad que esperan pronta respuesta de las autoridades y entes correspondientes.

¿Cómo harán Colombia y Nicaragua para evitar que no se afecte el mar territorial de nuestro país con las exploraciones petroleras que se harían próximamente?

¿Cómo se controlará la línea divisoria marítima entre los dos países?

¿Cómo se hará ese cuidado ecológico en forma tangible entre los dos mares fronterizos?

¿Cómo hará CORALINA, como autoridad ambiental regional, desde ahora con la disminución de su jurisdicción?

¿Cómo queda la parte marina perdida que estaba incluida en la declarada Reserva de Biosfera Seaflower por parte de la UNESCO?

¿Específicamente cómo va hacer Colombia para proteger los recursos naturales y controlar la contaminación cuando Nicaragua comience a explotar el petróleo en esa zona?

¿Cómo harán los pescadores artesanales de San Andrés, Providencia y Santa Catalina de ahora en adelante frente a esta situación?

¿Cómo se podrá llegar a los cayos colombianos enclavados en el mar territorial nicaragüense?

¿Cómo hará CORALINA y la Armada Nacional para proteger los cayos encerrados, Serrana u Quitasueño?

¿Dónde quedan los fallos jurídicos nacionales y regionales, los movimientos de protesta y marchas que se hicieron en contra de la explotación de hidrocarburos en el área de reserva ecológica?


Precauciones para la protección ecológica del archipiélago.


En sí, con la explotación petrolera que hará Nicaragua en la cantidad de mar concedida, que es lo que a este país básicamente le interesa. Sino se tiene el debido cuidado, se generará un problema ambiental de grandes proporciones para la Reserva de Biosfera Seafloweren la parte colombiana con sus negativas repercusiones directas sobre San Andrés, Providencia y Santa Catalina, sus cayos y área marina circundante.

Dado que podría presentarse contaminación y afectación a la ecología con graves consecuencias, el llamado a la población y a las autoridades es estar alerta sobre esto.

Hay que cuidar celosamente lo que nos quedó como patrimonio de flora y fauna marina y terrestre.


Dada esta cambiante situación geográfica, ahora CORALINA debe fortalecer sus acciones de autoridad y protección a la biodiversidad en esta importante área del Caribe.

Inexorablemente Colombia debe intensificar a partir de ahora la vigilancia en la zona limítrofe con Nicaragua para evitar inconvenientes a futuro en el ecosistema. El Ministerio de Medio Ambiente también tiene que realizar actividades puntuales para propiciar futuro en este entorno.

Si, desde ya hay que estar muy atentos y tener mucho cuidado con la contaminación y ejercer efectivos controles para garantizar conservación con miras al futuro en este entorno.

En sí, se concedió mucho, pero la pérdida más grande y significativa con esta jurisprudencia fue para la ecología y conservación de la Reserva Mundial de Biosfera Seaflower, a lo cual la UNESCO debe pronunciarse.

*Ex – Director Regional del INDERENA

Última actualización ( Domingo, 25 de Noviembre de 2012 16:52 )  

Translate this page

Welcome Caribe

Welcome194-1.jpg

Elisleno176.PORTADA.jpg

RADIO.NACIONAL

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


CASABLANCA.CUADRADO

Banner.40.descuento.Be.energy.png

DOITCENTER.AIRE

DECAMERON

TRASH BUSTERS

SOPESA.BANNER.NUEVO01.jpeg

GESA NIFF02