Home Opinión Columnas De espalda al mar
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

banner_Welcomw6622.jpg

De espalda al mar

Correo Imprimir PDF

JORGE.SANCHEZ.NUEVASe debate en el Senado de la República un proyecto de ley que busca regular el ejercicio de las prácticas del buceo en sus diferentes modalidades, incluyendo la actividad turística en la cual el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, ha tenido gran injerencia social, económica y legitimidad.

No es de extrañar que el departamento insular una vez más sea desconocido para constituir actos legislativos en estos corredores como quien se encuentra “de espalda al mar”.

Si bien es cierto que durante meses anteriores la accidentabilidad en esta actividad se disparó y que hay vacíos institucionales y empresariales. Aun así este proyecto, para la actividad turística de las ínsulas, podría llegar a ser lesivo puesto que
plantea obstáculos burocráticos innecesarios y excesivas restricciones, sanciones y multas tanto a los empresarios como a los turistas que podrían tener un impacto negativo en la competitividad de la industria y la libertad de empresa.

El buceo recreativo es una actividad turística que ha experimentado un crecimiento significativo en el país, generando inversiones, empleo y contribuyendo al desarrollo del turismo de naturaleza. La legislación actual cuenta con lineamientos claros de seguridad, sostenibilidad y control, garantizando la protección del medio ambiente marino.

Antecedentes y contexto

Entrando a los antecedentes es notorio que cuando el tema es el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina entra a colación la estrecha relación con el mar Caribe donde grandes hombres de mar como Alvarado Jackson, Luis Jay, Lou Chow, Percy Mosquito, Ipson y Juan Howard, Alberto Williams y otros más, cual hilos en un telar, conforman el panorama de una cultura que permanece viva a pesar de los atropellos de aquellos que aún se niegan a aceptar que se es parte de una Colombia diferente.

Una estirpe que ve salir el sol una hora más tarde de lo que se aprecia en el territorio continental, a 1.200 kilómetros de distancia de la capital del país, Bogotá.

Este archipiélago está formado por un conjunto de islas oceánicas, atolones y bancos coralinos; es uno de los más extensos sistemas arrecifales del Atlántico (2.188 kilómetros cuadrados) y constituye la mayor extensión de arrecifes de Colombia, formado durante el Mioceno medio - unos 18,4 millones años de existencia.

La extensión de la tierra firme emergida de las islas, cayos e islotes suman 52,5 km² lo que lo hace el departamento más pequeño de Colombia en lo que a superficie terrestre se refiere, pero el de mayor extensión en cuanto a soberanía.

El territorio del archipiélago, que posee una extensión total de 350.000 km², se localiza al noroccidente de Colombia en Centroamérica. Esta condición causa que Colombia tenga fronteras marítimas con Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Jamaica, Haití y República Dominicana.

San Andrés es uno de los principales destinos turísticos del país. En 2022 alcanzó una ocupación hotelera del 75% según Cotelco, superando significativamente el promedio nacional que fue del 61% de ocupación.

Además, el destino ha demostrado ser muy resiliente; en 2020, como resultado del cierre del aeropuerto por seis meses debido a la pandemia Covid -19 y el paso de dos huracanes (Eta y Iota) por las islas, se redujo significativamente el número de visitantes.

Sin embargo, en 2021 el archipiélago se consolidó como el destino colombiano que más rápidamente se recuperó, retomando su senda de crecimiento y sobrepasando el millón de turistas. En 2022 ingresaron al departamento más turistas que antes de la pandemia, superando los pronósticos de la Organización Mundial del Turismo que fijan esta recuperación en 2023 (OMT, 2023). Según el DANE, en 2019 cerca del 50% de la población ocupada de las islas estaba vinculada a actividades de comercio, hoteles y restaurantes.

Reserva de Biosfera

Las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura, seleccionaron al archipiélago por su interés científico, basándose en una serie de criterios, e incluye al archipiélago en el programa ‘Man and Biosphere’ en el año 2000.

Es así como Reserva de Biosfera Seaflower se debe cumplir con tres funciones básicas: conservación de los paisajes, los ecosistemas, las especies y la variación genética, fomentar un desarrollo económico y humano sostenible y sustentable desde los puntos de vista sociocultural y ecológico. Seaflower se ha convertido en uno de los iconos más representativos de la protección marina en Colombia.

Desde su declaración, se muestra como una importante estrategia de conservación in situ y es un escenario de desarrollo sostenible donde se preservan los servicios ecosistémicos, así como el patrimonio natural y cultural.

En ese orden de ideas desde la actividad económica primordial del archipiélago, lo ambiental y social, el factor humano y la gobernanza el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina ha girado en torno a una propia evolución sin pérdida de identidad, es así que paso a paso se ha construido una estructura basada en las necesidades de este territorio distante y diferente que pide reconocimiento y diferenciación.

Infraestructura y normatividad

Con el fin de ofrecer seguridad para el buzo recreativo en el 2015 se instalaron dos modernas cámaras hiperbáricas; una en San Andrés y otra en Providencia. Estos equipos cuentan con un sistema semiautomático altamente eficiente en el consumo de oxígeno que permite realizar cualquier tratamiento de medicina hiperbárica en el Departamento.

El 29 de junio del mismo año se hizo el lanzamiento oficial del Núcleo de Buceo Dive San Andres Island. Un esfuerzo intelectual y económico de la Corporación Coralina y la Cámara de Comercio para el desarrollo sostenible del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

El Acuerdo No. 002 del 2019 expedida por la Autoridad Ambiental crea la zonificación interna del Área Marina Protegida. En el marco de la Resolución No. 170 del 1998 y ratificada en la Resolución No. 613 del 2004 se restringe el uso del arpón en el Departamento Archipiélago. Para el mismo año se dan a conocer las zonas núcleo, ecosistemas y recursos sensibles de la Reserva de Biosfera Seaflower, que la Corporación mediante sus planes, a través de la Cartilla de ‘Áreas Protegidas Proyectos y Programas’, sensibilizó a la comunidad de las islas en el cuidado del mismo, como responsabilidad compartida a través de sus prácticas cotidianas.

En este aspecto, las islas de este archipiélago han liderado procesos de preservación, rehabilitación, restauración y mitigación del ecosistema marino como ninguna otra zona del país. Vale la pena mencionar la participación de 1.200 buzos visitantes en rehabilitación ecosistémica con la Iniciativa Bajo Tranquilo de la ONG Help 2 Oceans Foundation; la restauración ecosistémica con Corales de Paz y la mitigación de los efectos de la enfermedad de pérdida de tejido vivo del coral de la manio con la ONG Blue Indigo.

Por otra parte, la organización Rebreather Association of International Divers (RAID) especializada en la formación de buceo, fundada en 2007, destaca que la legislación turística actual en Colombia cuenta con lineamientos claros de libertad de empresa, normas de sostenibilidad, seguridad, control, fomento y apoyo a la industria, entre otros aspectos fundamentales.

Estas políticas han permitido un desarrollo exitoso del turismo en el país, incluyendo el buceo recreativo, y han brindado a los empresarios la capacidad de ofrecer servicios de calidad que cumplen con los estándares internacionales. De hecho, estos factores motivaron a RAID a establecer sus oficinas para Suramérica en la ciudad de Bogotá en el año 2020.

Además, es relevante destacar que en Colombia se cuenta con normas técnicas específicas para el buceo recreativo, desarrolladas por ICONTEC-ISO, que aseguran prácticas responsables, además de estar en total armonía con la normatividad internacional. Estas normas han sido fundamentales para garantizar la seguridad de los buceadores y la conservación del medio ambiente marino, sin imponer restricciones excesivas a la industria.

Es así que siguiendo estos lineamientos se crea en la Asamblea Departamental de las islas, la Ordenanza No 012 de 2019 (30 de noviembre) por medio de la cual se dictan normas para el adecuado funcionamiento del servicio recreacional y turístico de buceo en el Departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y se dictan otras disposiciones.

Para descargar:  ORDENANZA No 012 DE 2019 (30 de noviembre)

Conclusiones

Por todo lo anterior, el ‘Proyecto de Ley por la cual se regula el ejercicio del buceo, se fortalece la capacidad de respuesta institucional para la garantía de respeto de los derechos fundamentales de las personas que desarrollan la actividad, se establecen medidas para la protección de ecosistemas acuáticos y se dictan otras disposiciones’ de la Honorable Senadora de la Republica, Laura Ester Fortich, Sánchez radicado en agosto del 2022, se observa como un inconveniente para este archipiélago.

La implementación de nuevas regulaciones podría generar una carga adicional e innecesaria para los empresarios del buceo recreativo, afectando negativamente la competitividad de Colombia como destino turístico y limitando la capacidad de ofrecer experiencias de buceo de calidad a precios competitivos en el mercado internacional. Además es de observar, en este proyecto de ley, la tácita exclusión de la comunidad doliente del archipiélago en la toma de decisiones de relevancia para este departamento insular.

Esta situación contrasta notablemente con el reciente ‘triunfo’ y los logros en la Corte Internacional de Justicia obtenidos por el ‘Raizal Team’, un grupo interdisciplinario de esforzados isleños, fundamentales por haber enfrentado estos procesos en momentos críticos, en medio de adversidades y por representar a la nación raizal ante el más alto tribunal de justicia de la ONU, por la preservación de su cultura de su pueblo y permanencia en su propio territorio, por su autonomía y por la necesidad de una autoridad transfronteriza para dirección y administración de la reserva de biosfera que contiene el tercer sistema coralino del planeta.

-------------------

Este artículo obedece a la opinión del columnista. EL ISLEÑO no responde por los puntos de vista que allí se expresan

 

 

 

Welcome Caribe

Elisleno210_-_1.jpg

Welcome215_-_1.jpg

BANNER-LATERAL-WELCOME.jpg

Indicadores Economicos

Translate this page

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


CASABLANCA.CUADRADO

REVISTA_WELCOME_Mesa_de_trabajo_1_1.jpg

WhatsApp_Image_2024-06-06_at_7.32.39_AM.jpeg

DoIt.jpg

SOPESA.BANNER.NUEVO01.jpeg

GESA NIFF02