Home Otros Economía InnovaSai: sinónimo de oportunidades en las islas
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Search

elisleño.com - El diario de San Andrés y Providencia.

JA slide show
 

BANNER.PRO.ARCHIPIELAGO02.jpg

InnovaSai: sinónimo de oportunidades en las islas

Correo Imprimir PDF

CAMARADCOMERCIO.174.01.jpg

El año 2020, más allá de especulaciones y apuestas, vislumbraba un futuro prominente en materia económica para el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina; de la mano del turismo masivo, la majestuosa novia, que a pesar de sus defectos y males, a regaña dientes endulzaba los labios a muchos empresarios y emprendedores. Pero bajo ningún pronóstico se esperaba lo que finalmente está sucediendo.

Si bien muchas fueron las alertas, nunca se pudo leer lo que se venía. Ya desde los primeros meses del año, en la lejanía, se escuchaban las sirenas: el Covid-19 era una realidad, un virus ultra contagioso; las imágenes transmitidas por los medios internacionales evidenciaban una situación casi apocalíptica, impensada verse en las islas. Hoy los hechos dicen que la magia se ha quebrado, como esa dulzura pasajera que deja a veces un amargo sinsabor en la garganta.

Con la notificación de los primeros casos de coronavirus en el país, detonó una rápida estampida de turistas que huyeron despavoridos, mientras en la isla, de manera campante y embelesa, se veía a lo lejos que la espesa nube llegaba al ‘Caballito de mar’. El primer sacudón fue el cierre del aeropuerto y del muelle, y con ellos el acaparamiento masivo de geles, alcohol, chucherías y hasta papel higiénico… y sutilmente presenciamos las primeras filas interminables con sujetos hasta envueltos en bolsas plásticas para hacer frente al enemigo invisible.

El cierre de los almacenes y hoteles no presagiaban que algunos nunca más abrirían al público, y que ahora éramos nosotros los que teníamos calles llenas de penumbra, oscuras y tristes sin el bullicio de los turistas, que al fin y al cabo nos hacía vibrar en esa aurea de ‘ser privilegiados en medio del paraíso’, sin darle la importancia que el terruño se merecía.

Desempañando el monitor

Con los primeros fenómenos, la Cámara de Comercio prendió el sistema de alerta temprana, y convocó a los gurús de los negocios del archipiélago a debatir sobre los primeros efectos y sus alarmantes consecuencias, divisando un problema colateral: la disparada del dólar y de la gasolina, y por ende el aumento sigiloso de los precios de los pocos víveres que escasamente llegaban desde Estados Unidos.

En respuesta a ello, el Centro de Estudios Económicos para la Innovación de Seaflower (CEEIS) desempañó el monitor para exponer con datos y sus respectivos análisis, que en los barrios más vulnerables adquirían los alimentos por encima de los precios promedios de estratos más altos en San Andrés Islas, quitando el velo de un problema estructural mimetizado desde años atrás, pasado por alto quizás con la complicidad de la bonanza económica que a todos nos llenaba los bolsillos.

Primeras medidas disruptivas

CAMARADCOMERCIO.174.04.jpg

Basados en el refrán norteamericano ‘think out of the box’, que anima a los emprendedores a pensar fuera de la caja, el equipo de la cámara comenzó a hacer mesas de creatividad para sortear el cataclismo que el Coronavirus traía. Producto de esos debates, se propuso hacer contacto con las Cámaras de Comercio de Costa Rica y Nicaragua para abastecer de alimentos como en otros tiempos.

En efecto, dichos acercamientos representaron un salvavidas, que pronto se convirtieron en autopistas de relaciones futuras con vecinos de toda la vida. Además, con la incursión en el comercio electrónico de varios empresarios, se levantó el Iceberg de la ley 915, que limita a emprendedores intrépidos a nuevos negocios que no existían hace casi 30 años, cuando solo personajes del talante de Steve Jobs profetizaba que el mundo convergería en torno a la internet y los dispositivos móviles.

Hoy, gracias a Dios y a gestiones de una Representante a la Cámara, se instrumentaliza una norma moderna acorde a los nuevos tiempos y para los negocios de la industria 4.0 de la isla.

Así mismo, se impulsó la priorización de un catálogo de proyectos para financiar iniciativas cuyo objetivo sea activar la agricultura, la pesca, los negocios culturales y hasta para pensar en un nuevo concepto de turismo de experiencia, el cual nunca se imaginó que dicha premonición aclarara que el turismo nunca más, sería masivo en estos días

La agenda de la crisis

CAMARADCOMERCIO.174.02.jpg

De la mano de la Confederación de Cámaras de Comercio del país (Confecámaras), en medio del confinamiento se levantaron las bases de lo que es hoy la precoz agenda de reactivación económica y mitigación del Covid-19, que tuvo como como primer bloque acciones para volver al trabajo de manera biosegura: más de 1.500 comercios recibieron charlas y capacitaciones in situ sobre los protocolos y 110 empresarios de manera virtual.

Acto seguido, el Instituto Nacional de Salud (INS) en conjunto con el Ministerio de Cultura y la Gobernación Departamental, le transfirieron a los empresarios la praxis para detectar, mitigar y alertar tempranamente casos positivos de Covid-19 en los negocios en las islas a través de la estrategia PRASS. De igual manera, fueron vinculados a la estrategia de compras públicas, donde se buscan proveedores de tapabocas, insumos y aparatos médicos para el estado con la plataforma ‘Compra lo nuestro’.

El segundo bloque, ‘Reactivando la dinámica comercial’, tuvo como foco acciones como entrenamientos virtuales para crear páginas web gratis, redes sociales, facturación electrónica, herramientas contables o financieras digitales; un total de 405 empresarios y emprendedores formados.

También se desarrolló el ‘Island Week Sale’, estrategia con la cual la Cámara de Comercio movió las cajas registradoras de más de 180 comercios durante una semana con promociones y descuentos de hasta un 80%.

En un tercer bloque, denominado ‘Reinventando modelos de negocios para acceder al mercado nacional’, se abrieron más de 65 cursos, en los cuales participaron más de 100 beneficiarios, para derribar el mito que no se puede vender por internet desde San Andrés; se realizó el primer concurso privado de emprendimiento ‘Emprendesai’, donde se aceleró el espíritu emprendedor de los isleños con una premiación a lo mejor en medio de la pandemia; se lanzaron dos grandes apuestas, la apertura del centro comercial virtual para las islas, Vitrina Empresarial, donde los comercios de la isla incursionaron para mostrar su oferta en un Marketplace frente a otras siete cámaras vinculadas.

De igual manera se ejecutó la iniciativa ‘Acelera región’, donde 94 intrépidos emprendedores y empresarios le apostaron por llevar a sus empresas triplicar su facturación actual con la ayuda de mentores de la Cámara de Comercio de Cali para escoger los 35 nuevos emprendedores pujantes del archipiélago, que hoy implementan ajustes a sus negocios para aprovechar un sin número de oportunidades existentes en el ecosistema nacional de emprendimiento de Colombia; con ellos se sumó la entrega a las islas de 35 consultores master que se entrenan con uno de los más grandes mentores del país y de Latinoamérica desde sus casas.

En una cuarta instancia, se llevó a cabo el ‘Plan de salvamento del sector productivo’, pilar de la agenda enfocado a determinar las condiciones de un crédito de segundo piso de Bancóldex, con todos los argumentos del caso, para crear una alianza entre la Gobernación y dicho banco por cerca de 100 mil millones de pesos, que sigue surtiendo su ruta de aprobación en el Coral Palace para subsanar las necesidades de inversión de MiPymes del archipiélago que requieren de mejoras y adecuaciones para cumplir con sus protocolos de bioseguridad e Higiene para la atención de propios y visitantes.

En ese orden de ideas también se construyeron los términos de referencia para un concurso de capital semilla para un futuro convenio con la Gobernación para operar un programa que entregaría un máximo de 10 millones de pesos por proyecto emprendedor bajo la figura de la condonación: hacer un buen uso del recurso, cumplir unos indicadores y no tener que devolver el dinero.

Y finalmente, el último pilar, ‘Gestionar condiciones favorables para el abastecimiento de víveres e insumos médicos’, que ha permitido crear un canal de comunicación entre empresarios importadores y distribuidores de alimentos, aerolíneas, propietarios de barcos y funcionarios públicos para tener un constante monitoreo de novedades con enlaces en los ministerios de comercio, transporte, defensa, etc.

Con estas acciones se ha logrado, hasta el momento más crítico de la pandemia, traer medicamentos a pacientes de ambas islas, contactar proveedores de alimentos en el interior del país con productos prácticamente a precios muy favorables, hasta gestionar aeronaves del ejército que trajeran pallets de alimentos necesarios para abastecer las despensas y neveras de la mayoría de productos que día a día se consumen en las islas.

El futuro de la Cámara de Comercio?

CAMARADCOMERCIO.jpg

La pandemia y la crisis sanitaria y económica que de ella han surgido, también representan un sin número de oportunidades para los empresarios y emprendedores de la isla, como la incursión de un laboratorio de innovación con artesanías de Colombia para asistir a los artesanos de ‘Wild Pyne’ en la adecuación de sus creaciones para un alistamiento con miras a la exportación de una artesanía ‘Made in San Andrés Island’. Que dignifique y enorgullezca el trabajo de familias que se dedican a este arte.

El programa Emega, foro de presidentes, también hace parte de estas nuevas oportunidades: cerca de 11 grandes y medianos empresarios serán formados por los presidentes de las empresas más distinguidas de Bogotá, para que superen no solo la facturación de los 1.000 millones de pesos, sino que se tracen lo que se denomina una meta ‘Mega’, una meta superior en cuanto al impacto social, ambiental y de bienestar no solo de sus trabajadores sino de toda la comunidad en general del archipiélago.

Otra de las apuestas de la Cámara es el lanzamiento de un Semillero de programadores de software y creadores de contenidos audiovisuales, con miras a complementar los portales que se alistan a atraer nuevos visitantes de Brasil, Argentina, Chile, entre otros, junto con países como Canadá y otros sofisticados destinos que se siguen sintiendo fuertemente atraídos por las cálidas playas de San Andrés y Providencia.

La Cámara de Comercio también tiene contemplado el lanzamiento del ‘Kriol music cluster’, un conglomerado de emprendedores y empresarios pertenecientes al sector de la música del Archipiélago que tiene como común denominador, el uso del idioma creole en sus creaciones artísticas, convirtiéndose esta condición en un factor diferencial para acceder a mercados más sofisticados cerrando las brechas de formación de su talento humano y fortalecer sus prácticas de mercadeo y ventas fundamentalmente.

De igual manera, la Cámara ofrece el nuevo servicio de asesoría empresarial y de innovación a empresarios y emprendedores InnovaSai, con una nueva unidad de innovación al interior de la entidad para potenciar la cultura del emprendimiento disruptivo gracias a la implementación de metodologías para que puedan aprovechar convocatorias de Ciencia, Tecnología e innovación o de Innpulsa Colombia, que se ha posicionado como una de las agencias con mayor impacto en el archipiélago.

Finalmente la posición de la Cámara de Comercio, vigilante de los intereses de la comunidad y del comercio, se ha materializado en varias iniciativas frente a la gestión del sector público para mitigar la expansión de la pandemia y de promoción de la reactivación económica procurando mejores condiciones del servicio de salud; fue así como se esgrimieron solicitudes de información de las habilitaciones de las UCI, de velar por condiciones para la habilitación de sectores económicos en la fase de aislamiento inteligente, el seguimiento a los decretos locales para poner el punto de vista del comercio en cada decisión y que ahora se fortalece con la solicitud hecha al Gobernador para crear la Mesa de Reactivación Económica del Departamento.

No cabe duda que la Cámara de Comercio en medio de tiempos difíciles ha sabido sortear cada fase de esta cuarentena procurando aportar un verdadero valor agregado a cada uno de los 9.900 establecimientos que en el Archipiélago se encuentran amparados, por un grupo humano de jóvenes profesionales que mantienen arriba ese ánimo de los empresarios y con miras a mejores condiciones de atención y representatividad de todos los que le apuestan por la formalización, la competitividad, la innovación y a conformar el tejido de negocios de nuestras islas.

Última actualización ( Martes, 06 de Octubre de 2020 10:50 )  

Translate this page

Welcome Caribe

PORTADA.ISLENO175.jpg

Welhome193.PORTADA.jpg

RADIO.NACIONAL

WR

IDEAM

 

Indicadores Economicos

Síganos en Facebook

Descarga Firefox


procuraduria.bannner.texto.08.10.2020.jpeg

CASABLANCA.CUADRADO

DOITCENTER.AIRE

BANCO.REPUBLICA.ITINERARIO.OCTUBRE.jpg

DECAMERON

TRASH BUSTERS

SOPESA.BANNER.NUEVO01.jpeg

GESA NIFF02